Semana 6: El Tiburón muestra los dientes

Main photo.

Isurus Gaming arrancó el torneo con el pie izquierdo. Durante los primeros dos partidos, mostró muy pocas ideas colectivas. Tal es así que parecía una suma de individualidades sacadas de contexto; chocaban entre sí en el juego y en la toma de decisiones. Estaba claro que un cambio era necesario, por ello en la tercera fecha deciden cambiar el rumbo del equipo desde los suplentes: Zurditw ingreso en el lugar de Toxic. A partir de ese punto el tiburón no paró de crecer, con sus victorias frente a Bring it On y Coliseo Dragons, sienta las bases de un equipo que quiere pelear por el campeonato. Es imperativo entender cómo el orden de un colectivo supera ampliamente la suma de brillos individuales. La atención de un jugador es limitada, y podemos aproximarla a la suma entre entre la atención a la ejecución mecánica y la atención hacia la toma de decisiones. Por eso, un equipo es un colectivo balanceado de jugadores cuya suma de ambas es diferente. Zurditw no es el mejor jungla mecánicamente hablando, es un líder que ordena al equipo desde dentro de los campos de la justicia. Pero esto es exactamente lo que equipo necesita de él . Quitándole responsabilidad mecánica en la selección de campeones como Ivern, Skarner o Jarvan IV, es el que se dedica a pensar la estrategia de Isurus en tiempo real. Los resultados de esta corriente de pensamiento que ha abordado el tiburón hablan por sí solos. Esto lo perfila de la mejor manera para enfrentar el clásico contra Furious en la jornada 13, en donde ya se ha quedado con el partido de ida.

La tabla baja empieza su propia pelea por evitar la promoción. En la antítesis de Isurus se encuentra su rival acérrimo , Furious Gaming. Victorioso en las primeras 2 presentaciones, no pudo ganar luego de estos encuentros. Furious es hoy un equipo desabrido. Sin ninguna idea ni rumbo en la grieta, alterna entre vagas proposiciones individuales en la fase de lineas. Pero lo más preocupante es que además del duro presente que enfrentan, da la sensación de que cada partido juegan peor. Parece como si el equipo hubiera bajado los brazos y quisiera aceptar el inevitable destino ante la falta de un cambio: tener que arañar entre las piedras algún partido para escapar del partido de promoción. Si bien intentaron como Isurus crear alguna alternativa desde el banco de suplentes con el ingreso de F3NIX, esto solo soluciona el problema menos prioritario del equipo: el bajo rendimiento de Shales. Un problema tan sistemático como el de Furious solo puede solucionarse desde el staff técnico , cambiando la metodología de entrenamiento en lo que le pueda dar la máxima comodidad a los jugadores para enfrentar el duro proceso que tendrán por delante. Tampoco sería raro pensar en un plan de emergencia, donde Furious intente algo específico que no le ayude a crecer sino a sacar algún partido en concreto , como por ejemplo contra su rival directo Feint Gaming.

Feint gaming por su parte, comienza a ser esclavo de las ventajas que supo dar en la grieta desde que comienzo el torneo. Si bien su estilo de juego no cambió demasiado, si lo hizo su toma de decisiones. En vez de pelear en forma aguerrida e inteligente, ahora lo hace de forma indiscriminada. Sus rivales no han dejado pasar esta tendencia, incitandolo a tomar peleas en momentos donde Feint se perjudica a sí mismo si lo hace. Como un pez que persigue la mosca, Feint parece cegado de todo criterio. La defensa indiscriminada de objetivos imposibles les ha costado ambos partidos de la semana. Debajo vemos el nivel 1 contra Coliseo Dragons.

No te pierdas la Semana 7 de la #LigaMasterFibertel a partir del jueves a las 19 hs (CL/ARG) y por twitch.tv/lvparg y youtube.com/lvplas